14 de junio de 2017

Un vendedor de coches ludópata estafa a casi 60 personas en un año

El propietario de la empresa de venta de coches Autos Alain, que vendía vehículos de segunda mano en una parcela alquilada a Mundiauto, ha sido denunciado por 57 clientes, según ha sabido EL PERIÓDICO. 38 de estas querellas son por incumplimiento de contrato y 19 son directamente por estafa.
Durante 2 años, y especialmente durante los últimos meses, ha liado un embrollo monumental al vender el mismo coche a diferentes personas, colocar turismos en mal estado, ejercer de intermediario en ventas de vehículos que entregaba al comprador pero que no abonaba al dueño y acumular deudas con clientes, gestores y talleres mecánicos. Según Mundiauto y varios de los denunciantes, este vendedor es "un ludópata" que, debido a su adicción al juego, empezó a gastarse todos los ingresos y a intercambiar coches a diestro y siniestro hasta armar un enredo que ahora nadie es capaz de desenredar.

EL CHARLATÁN QUE VENDE COCHES

GriseldaMontseEduardoRamonSara… son personas desconocidas que integran un chat de Whatsapp con el nombre ‘Estafa Emelio’. Todos ellos necesitaban un coche de segunda mano y no querían tratar directamente con un particular por miedo a que el negocio saliera rana. Por eso fueron a Mundiauto, explica Montse, porque se trata de un recinto con "buena reputación" y cuyas empresas, en cumplimiento de la ley, ofrecen "un año de garantía". Así conocieron a uno de los vendedores, Emelio Díaz.
Emelio, según describen las personas afectadas, es un hombre locuaz, convincente y encantador. Varias de las víctimas afectadas han explicado a este diario su caso. 
Griselda le vendió un Mercedes Clase A por 6.500 euros, pero el vehículo nunca cambió de nombre porque el propietario era un hombre de Rubí al que Emelio no llegó a pagar. Ahora Griselda conduce un coche que ha comprado legalmente pero que pertenece al señor de Rubí.
Montse le entregó por 3.150 euros un Peugeot 206 en tan mal estado que se estropeó a los pocos días. Cuando amenazó con denunciarle, le prometió que lo repararía (algo que no hizo) y le dejó mientras tanto un coche de sustitución que, en realidad, era de un hombre de Barcelona. Montse ahora es propietaria de un coche inservible y tiene aparcado junto a su casa el segundo coche, que no puede utilizar porque no sabe de quién es.

"PERDÍ DOS TRABAJOS Y MI MUJER ABORTÓ"

Eduardo le compró por 3.990 euros un Megane de color gris pero Emelio le entregó otro Megane, de distinto color. A este segundo, al pasar por una banda rugosa, se le rompió el cárter y la avería requirió cambiar el motor. Emelio lo arregló endosándole un Renault Laguna temporalmente y, tras varias discusiones, le dio un Citroen C4, cuyo motor dijo basta a los dos días. Emelio le dio un cuarto coche: un Fiat Bravo que volvió a dejarle colgado por culpa de la batería. A Eduardo, que trabaja de comercial, estos incidentes le han costado "dos empleos". Su mujer, embarazada, sufrió un episodio de ansiedad durante este proceso y "perdió al niño".
Sara pagó 1.700 euros por un Citroen Saxo y tuvo que gastarse más de 1.000 euros en una reparación que surgió al cabo de poco tiempo. No sirvió de mucho, en unos meses, el motor falló del todo y ahora tiene que cambiarlo de nuevo. Cuando le llegue la nueva factura, que convertirá su coche de ocasión en un vehículo más caro que si hubiera sido nuevo a estrenar, presentará la denuncia policial.

COCHES QUE DESAPARECEN

Ramon quería comprarse un coche nuevo porque su Renault Clio estaba para ir al desguace. Se lo quedó Emelio, que además le vendió por 4.000 euros un Hyundai. El nuevo coche no cambió de nombre y el antiguo, tampoco. Hace poco, la mujer de Ramon, profesora, descubrió el Clio aparcado junto al instituto en el que trabaja. Ramon sospecha que Emelio lo vendió a otro cliente.
Merche pagó 3.990 euros por un Renault Scenic. Enseguida tuvo problemas y lo devolvió. "Dejé dentro la documentación y la sillita de los niños", subraya. Emelio le entregó a cambio, temporalmente, un Seat Toledo. El Scenic ha desaparecido y el Toledo, con el que Merche circuló, no estaba asegurado y ha sido bloqueado por los Mossos.
Texto Alternativo
FERRAN NADEU
Valeria y Montserrat, afectadas por las ventas fraudulentas
Montserrat adquirió para su hija un Fiat Punto, que no pudo llegar a regalarle porque no salió de Mundiauto. El día que fue a pedirle a Emelio que le devolvieran el dinero invertido, fue con su hermana. Esta dejó su Hyundai en la empresa de Emelio para que pasara la ITV. Montserrat se marchó sin el dinero. Y el Hyundai de su hermana, desapareció, sin pasar la ITV.
Emelio fue expulsado de Mundiauto. Pero nadie avisó a los clientes, que toparon contra un teléfono móvil apagado y fueron descubriendo, uno a uno, al dirigirse a Mundiauto, que Emelio había desaparecido y no quedaba ni rastro de su empresa. En la comisaría de El Prat, la que ha recibido la ola de denuncias, los investigadores ahora intentan entender qué ha hecho Emelio con los coches.

MUNDIAUTO SE DESMARCA

El dueño de Mundiauto, Roque Navarro, asegura que el funcionamiento de esta empresa -creada en 1999- consiste simplemente "en alquilar parcelas" a las 35 empresas que las contratan. Emelio tenía una relación sentimental con la hija de Navarro, y es el padre del nieto de este. Pero Navarro, en declaraciones a este diario, ha subrayado que no lo considera su "yerno" y que -en todo este asunto- Mundiauto ha sido la principal perjudicada a causa del "daño" que ha sufrido la "imagen" de su marca comercial.
Navarro asegura que el sospechoso fue despedido en cuanto descubrieron que se estaba gastando "todo el dinero en el casino de Barcelona". También "ha estafado" a otros empresarios que forman parte de Mundiauto, porque "les pedía dinero" o porque los engatusó para que le cedieran coches que después no pagaba. Porque "es muy convincente… y también muy cabrón", añade. "Lo que ha hecho es para matarlo", zanja su exsuegro.

la estafa del retrovisor, que te puede costar hasta 1.500 euros

Los Mossos d’Esquadra han alertado a la ciudadanía sobre la denominada “estafa del retrovisor”, un timo realizado normalmente por personas extranjeras que eligen como víctimas a conductores de avanzada edad para quitarles hasta 1.500 euros.
Aunque los casos detectados se han cometido en la comarca del Bages, los agentes han lanzado una alerta general para poner sobre aviso a la población con el objetivo de que estén muy atentos a determinadas situaciones de conducción y no caigan en la trampa.

Los estafadores provocan una pequeña colisión con el vehículo de la víctima de tal manera que los daños afecten al retrovisor”
Según explica la policía de la Generalitat en su propia web, el modus operandi de los estafadores siempre es el mismo: viajan en un coche con matrícula extranjera y provocan una pequeña colisión con el vehículo de la víctima de tal manera que los daños afecten al retrovisor. Dan la culpa al otro automovilista y piden iniciar el correspondiente parte de accidente. Lo hacen dando mucha prisa, pues argumentan que deben regresar a su país de forma inmediata.
Una vez saben el nombre de la compañía de seguros de la víctima simulan hacer gestiones telefónicas para averiguar cómo deben rellenar el documento con la excusa de que el vehículo ha sido alquilado fuera de España. En este momento, piden a la víctima que hable con la aseguradora, ya sea poniéndolo al teléfono o facilitándole un número de contacto falso.

Los timadores, haciéndose pasar por empleados de una aseguradora, piden a la víctima que abone en efectivo la franquicia de la póliza”
En cualquier caso, al otro lado de la línea hay un compinche que simula ser empleado de la empresa de seguros. Dicha persona implicada en la estafa le explica la tramitación del parte de accidentes entre vehículos de diferentes países es un proceso lento y que comporta un importe económico elevado. Para agilizarlo, le aconseja que abone en efectivo la franquicia de la póliza, de entre 1.200 y 1.500 euros, por la reparación de los daños del retrovisor. Posteriormente, ya los recuperará a través del seguro. Obviamente, esto nunca llega a ocurrir.
Para evitar la estafa, los agentes recomiendan no ceder nunca en la realización de pagos en metálico a personas desconocidas. En caso de sufrir algún percance de tráfico, también aconsejan iniciar los trámites habituales a través de la propia compañía aseguradora. En caso de insistencia o percibir inseguridad, hay que llamar al teléfono de emergencias 112. A continuación podéis ver un vídeo de los Mossos d’Esquadra en el que explican el timo.

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes